A veces podemos tener dolor lumbar de tipo crónico, difícil de tratar y que puede suponer una dolencia que nos afecte en nuestro día a día.

La mayoría de los tratamientos farmacológicos convencionales producen un alivio limitado del dolor y pueden estar acompañados de efectos secundarios graves. Cuando probamos una terapia con opioides la eficacia para el dolor muscoloesquelético crónico está muy limitada y puede aumentar el riesgo de sobre-sedación y caídas. Los antiinflamatorios no esteroides tienen efectos secundarios gastrointestinales y renales, y sus efectos secundarios pueden aumentar la mortalidad cardiovascular. Las técnicas intervencionistas para el tratamiento del dolor crónico, aunque están muy extendidas, y en su amplia mayoría son muy seguras, no están exentas de riesgos.

En este punto la medicina tradicional china, y en concreto la acupuntura, juega un papel importante en el manejo de estos pacientes. La acupuntura, que como ya sabemos, consiste en la inserción de agujas en puntos específicos situados a lo largo de recorridos en la superficie del cuerpo denominados meridianos, puede estimular estos puntos con la punción con agujas, y también se puede emplear la acupresión, la electro-acupuntura, laserpuntura y la moxibustión. La acupuntura está basada en la teoría de canales o meridianos en los que la energía vital o Qi circula a través de estos meridianos y ellos intervienen en la regulación de las funciones orgánicas.

La punción de los puntos acupunturales situados a lo largo de los meridianos pretende corregir y equilibrar el flujo de energía y por tanto restablecer la salud. Por lo que, según la Medicina Tradicional China, la enfermedad sobreviene cuando existe un desequilibrio entre estas dos fuerzas. Se sana la patología, en este caso el dolor lumbar, determinando el lugar exacto de la alteración del flujo de energía, tratándolo mediante la estimulación con inserción de agujas en los puntos clave y así poder restablecer el funcionamiento del cuerpo.

Se han realizado diversos estudios sobre la utilidad de la acupuntura al tratar este tipo de dolencias crónicas que llevan asociado dolor en la zona afectada, encontrando evidencias más que significativas, de que la utilización de agujas sobre los puntos correctos, produce un efecto de atenuación del dolor, mejora del estado funcional de la zona lumbar de la espalda, así como mejora significativa en la calidad de vida del paciente.

El tratamiento del dolor lumbar con acupuntura, puede ser realmente efectiva si la persona que lo lleva a cabo es un profesional debidamente entrenado para ello. En este caso, en unas semanas la mejoría será altamente notoria y la calidad de vida del paciente mejorará ineludiblemente.

Añadir Comentario